Por más de 30 años la economía de China ha asombrado y llamado la atención en todos los rincones del mundo. Su impactante crecimiento, que por más de una década logró mantenerse sobre los dos dígitos, han obligado a tener los ojos en el gigante asiático – hoy pieza clave de la economía global- para aprender las lecciones de un cambio único en la historia.

Pero ¿China transformó al mundo o el mundo transformó a China? Lo cierto es que desde diciembre de 1978, cuando Deng Xiaoping inicia la política de reforma y apertura al exterior pasando de una economía estatal a una economía de mercado, nada volvió a ser como antes. El país asiático cambia el juego, altera el orden establecido y adquiere presencia mundial “En 1993 China pasó de ser un país exportador de petróleo a un país importador de petróleo, cuyos recursos obtenía principalmente de África, América Latina y Medio Oriente (…) Y hoy China se afirma como líder económico con más tres trillones de dólares en reservas extranjeras. Actualmente tiene un crecimiento del 7% y es la segunda economía más grande del mundo, pero que para 2030 se proyecta que pase a Estados Unidos”, explicó el destacado especialista en relaciones internacionales, Chris Alden, durante su intervención en la mesa redonda “China y América Latina: Análisis del momento y sus proyecciones”, realizada por el Centro de Estudios Latinoamericanos sobre China de la Universidad Andrés Bello y London School of Economics.

El crecimiento económico chino se ha basado principalmente en las inversiones y exportaciones. Hoy la nación oriental plantea un cambio de modelo, pasando gradualmente de una economía con el foco en las exportaciones y la inversión hacia una basada en el consumo y los servicios. En este escenario América Latina tiene mucho por donde beneficiarse al participar más allá de un simple abastecedor de materias primas “China es claramente una alternativa para el desarrollo de las naciones”, concluyó el especialista.

Expositor: Chris Alden, Profesor de Relaciones Internacionales, LSE; Director del Programa para África LSE-IDEAS; y un ex Jefe de Programas, potencias globales y África, Instituto Sudafricano de Asuntos Internacionales (SAIIA)