El Dr. Bruno Grossi es un apasionado por la biomecánica animal, sobre todo si se trata de dinosaurios. Un científico que llama la atención por su entretenida forma de enseñar y encantar con la ciencia. Su ingenio no tiene límite, así lo demostró al convertirse en uno de los ganadores del “anti-Nobel” (IgNobel Biología 2015), el premio que cada año otorga la Universidad de Harvard a investigaciones que primero hacen reír y luego pensar. ¿Su contribución? Demostrar cómo caminaban los dinosaurios terópodos utilizando gallinas con colas artificiales. Estudio que explicó en detalle durante su presentación en la IV Conferencia Internacional de Cultura Científica U. Andrés Bello y que ahora, es parte de un nuevo proyecto que intenta establecer características locomotoras de dinosaurios pero esta vez utilizando robots como modelo locomotor: Los “pollosaurios”. Esta última investigación ha dado origen a una relación mutualista entre biología e ingeniería relacionada íntimamente con la Biomimética.

Expositor: Bruno Grossi, Biólogo chileno; Doctor en Ecología y Biología Evolutiva; Académico e Investigador de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y Ganador del Premio IgNobel 2015.

Noviembre 2016