La masificación de internet junto a la proliferación de diversos dispositivos digitales como Smartphone, computadores y tablets han generado un vuelco en los procesos humanos vinculados a la forma de comunicar, informar, investigar, enseñar y generar conocimiento. Un fenómeno que no escapa a los historiadores quienes han incorporado en su trabajo diversas herramientas digitales, las que fueron abordadas en la Jornada de Estudios “Historia Digital: Usos, Retos y Posibilidades”, organizada por las carreras de Licenciatura en Historia y Licenciatura en Literatura de la Universidad Andrés Bello junto al Museo Vicuña Mackenna.

En la oportunidad, Stefania Gallini, Especialista en Historia Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia, se refirió a su experiencia en la realización de un proyecto de exposición virtual sobre el agua de la capital colombiana y a las implicaciones que tiene efectuar este tipo de trabajos. “El proyecto abarca la historia del agua en la Bogotá del siglo XX, y es el resultado de un programa de investigación de varios años y muchas voces (…) Cuenta con un relato construido de forma más o menos cronológica, que abarca una mirada a la historia ambiental, social y también a la historia de género y la sanitación urbana, todo esto contado a través de recursos gráficos como una forma distinta de producir la información recopilada”.

Tras explicar paso a paso cómo fue construido el proyecto digital, el que contó con la colaboración de un equipo multidisciplinario, la historiadora fue enfática en que estos trabajos tienen la necesidad de desarrollarse bajo una base tradicional “La profesión de la historia nace de la investigación. Probablemente una exposición virtual por si sola la puede hacer muy bien un curador museal o un diseñador virtual, pero un proyecto digital que tenga pretensiones de ser una obra de historia y de historiografía, debe surgir de un aburrido proyecto de investigación. Quien quiera buscar en estos medios una vía para producir rápidamente y deslumbrar, está equivocado”. Asimismo aseguró que la revolución tecnológica no afectará a las futuras generaciones. “Si algún historiador tradicional está asustado porque piensa que la historia digital es la revolución que cambiará la forma de hacer historia, a mí me parece que no. A las actuales generaciones no les va a tocar”, sentenció.

Expositor: Stefania Gallini, Especialista en Historia Ambiental, Universidad Nacional de Colombia
Agosto 2015