En el III Seminario para la Gestión de Desastres Naturales, organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Andrés Bello y el  Centro Nacional de Investigación para la Gestión Integrada de Desastres Naturales, el Dr. Rodrigo Figueroa, investigador asociado de CIGIDEN y representante de la Subsecretaría de Salud Pública en el Comité de Emergencias y Desastres del MINSAL, abordó las deficiencias de los sistemas de Salud  frente a diversas catástrofes. En este sentido, aseguró que el problema actual, no es la carencia de recursos (insumos), sino la falta de articulación, desintegración y fragmentación  de respuestas.     ”El desafío actual en gestión de riesgos es la coordinación e integración de funciones. Los aportes de la ingeniería industrial y las ciencias de la administración son imprescindibles”.

Lo que busca la  Aproximación Multiamenaza  es consolidar y optimizar  las redes de comunicación entre cada uno de los recursos específicos, de tal forma que genere una respuesta como un todo coherente y articulado.

En Chile se ha operado con el modelo de amenaza específica y esta es una de las razones del porqué aún la gestión de riesgos no es eficiente.

Para que la redistribución de recursos pueda operar de manera acelerada, es indispensable que ciertos procesos claves funcionen a la perfección, entre ellos: adecuados sistemas de catastro de daños, un sistema de requerimiento horizontal, vertical y multilateral, un óptimo sistema de comunicación, direccionar la ayuda (recursos necesarios y prioridades adecuadas) y  sistemas logísticos que permitan la distribución de recursos. Para ello es necesario una buena preparación, flexibilidad y sistemas de alerta temprana.

Expositor: Dr. Rodrigo Figueroa, investigador asociado de CIGIDEN y representante de la Subsecretaría de Salud Pública en el Comité de Emergencias y Desastres del Ministerio de Salud