En diciembre de 2015 fue promulgada la ley que establece la tramitación digital para los procedimientos judiciales. Normativa que comenzará a regir durante junio en Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Rancagua, Talca, Temuco, Valdivia, Chillán, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas. Mientras que a fines de año se hará en las jurisdicciones más grandes de Valparaíso, Santiago y Concepción.
Si bien hay un sector de abogados civilistas que ha manifestado preocupación por su entrada en vigencia, existe gran expectación por esta modernización del sistema, que entre otras cosas permitirá reducir los tiempos de tramitación, bajar costos, facilitar el acceso al expediente, evitar pérdidas de oficios e introducir mejoras en materia de notificación. “Es natural que tras hacer las cosas de la misma manera por 300 o 400 años se originen dudas y resquemores ante una ley de esta envergadura (…) Pero de alguna manera, queremos transmitir tranquilidad para comprender que a pesar de que la ley tenga una entrada parcelada y fija en el tiempo, nos va a permitir procesos mucho más expeditos”, señaló Pedro García, Magistrado del 22° Juzgado Civil de Santiago, durante su intervención en el seminario “Ley N° 20.886 sobre tramitación digital de los procedimientos judiciales” realizado por el Departamento de Derecho Procesal de la U. Andrés Bello.
En la oportunidad, el abogado también se refirió al impacto que tendrán las modificaciones en el trabajo cotidiano del tribunal y a sus principales ventajas. “El resultado final será una mayor transparencia, lo que significará un juicio más certero respecto al trabajo que hacemos jueces, funcionarios y abogados, permitiéndonos mejores niveles de probidad y resolución”, sentenció.

Expositor: Pedro García, Magistrado del 22° Juzgado Civil de Santiago

Mayo 2016