Era el año 1999 cuando Chris Barton junto a Philip Inghelbrecht, Dhiraj Mukherjee y Avery Wang, se unieron para crear a “Shazam”, una aplicación que permite la identificación de música y que actualmente, es utilizada por 120 millones de personas al mes. Pero el éxito no fue inmediato, tuvieron que pasar muchos años y sortear diversas dificultades para conseguirlo, tal como lo explicó Barton durante su presentación realizada en la Universidad Andrés Bello  en el marco de MeetLatam Santiago 2015. “No fue un éxito instantáneo, de hecho,  “Shazam” tuvo alrededor de 9 años de casi quiebra antes que App Store lo lanzara en 2008 en IPhone. La clave fue que siempre tuvimos nuestras expectativas fijadas en algo que fuera muy popular y cuando se dio el pie para hacer eso, nos dimos cuenta que podíamos hacerlo y estuvimos dentro de las aplicaciones más populares hace unos años atrás”.

“Crear un negocio es como jugar un juego de video, uno trata de llegar al siguiente nivel y cuando lo logra, uno trata de no morir hasta llegar al que viene y así sucesivamente. Ahora estamos en el nivel 15 de “Shazam” pero los niveles siguen avanzando” afirmó.

Tras abordar la historia de “Shazam”, su fundador profundizó sobre las principales lecciones aprendidas a la hora de emprender. “Una de las cosas importantes cuando empiezas a crear un negocio es pensar en cómo resolver un problema, y este gran problema puede ser algo pequeño como el reconocimiento de música o bien, puede ser algo  grande que afecte a muchas personas”.

Por otra parte, aseguró que los condimentos necesarios para crear un emprendimiento con éxito pasan por: trabajar en una idea que realmente apasione, la simplicidad del producto, una adecuada estrategia para la captación de usuarios y pensar en grande. “Una de las cosas importantes es tener altas expectativas, yo siempre quise que “Shazam” fuera algo que utilizarán muchísimas personas. Algo que fuera importante para la gente”.

Expositor: Chris Barton, Co fundador de Shazam