Si en el último siglo las máquinas han tenido una gran influencia sobre la manera en que concebimos el funcionamiento de nuestra mente, en los últimos años el cerebro ha comenzado a inspirar una nueva generación de sistemas artificiales. Entonces ¿Podemos ver al cerebro como una computadora biológica? Pregunta que el destacado científico argentino, Emilio Kropff, analizó durante su presentación en la IV Conferencia Internacional de Cultura Científica U. Andrés Bello. En la oportunidad comparó los atributos de una CPU como procesamiento, transmisión de la información, hardware, GPS y memoria, con la capacidad y funcionamiento de la mente humana.

“Las computadoras son capaces de guardar un bit por cada sitio magnético, mientras que en una red de neuronas es posible almacenar una fracción de bit por cada sinapsis (…) Como tenemos en la corteza cerebral 20 mil millones de neuronas y algo así como 10 mil sinapsis por neuronas, esto da una cuenta total de almacenaje de 25 Teras” explicó el neurobiólogo al comparar los tipos de memoria de cada sistema.

Expositor: Emilio Kropff, Físico y Dr. en Neurociencia Cognitiva. Investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en el Instituto Leloir de Buenos Aires.

Noviembre 2016